Mundo Obrero Chile

CRISIS ECONÓMICA

Las mujeres quedamos fuera: reactivación del empleo sin participación femenina

El plan de reactivación económica impulsado por el gobierno en medio de la crisis producida por el mal manejo de la pandemia, tiene como objetivo reactivar la contratación a través de planes de apoyo a los empleos y la inversión. Sin embargo, la gran contradicción es que la máxima inversión está puesta en el rubro de la construcción, un sector laboral donde históricamente las mujeres no tienen una importante participación.

Nathaly F. Torres

Trabajadora del comercio

Viernes 6 de noviembre de 2020

El gobierno de Sebastián Piñera, en el marco del plan de reactivación económica, el cual consiste en dar un subsidio al empleo a través de la entrega de recursos estatales a empresas que contraten mano de obra en los siguientes meses, más allá del obsceno subsidio que el Estado quiere seguir entregando a las empresas privadas, un punto en particular se vuelve aún más crítico.

El plan “Paso a Paso, Chile se recupera” busca desarrollar más de 2.500 proyectos entre el 2020 y el 2022, lo cual según proyectan desde el Gobierno podría producir 250 mil puestos de trabajo, una cantidad muy menor si pensamos que en Chile al día de hoy, se han perdido 1.800.000 puestos de trabajo y hay más de 700 mil personas adscritas a la Ley de Protección del Empleo. Este panorama es aún peor para las mujeres, actualmente la tasa de desempleo en las mujeres ya alcanza el 11,6%, entre los ocupados, alrededor de 810 mil son trabajadores "inactivos temporalmente", de los cuales 350 mil son mujeres y 460 mil son hombres. Sin embargo, el plan de reactivación económica y subsidio al empleo no contempla este problema e inyecta la mayor parte de sus recursos en el área de la construcción de obras públicas, donde las mujeres solo tienen una participación del 6%.

Te podría interesar: Balance de ley de subvención al empleo para empresarios: sólo 73 mil trabajadores beneficiados

Otra cifra alarmante tiene relación no solo con el nivel de desocupación que golpea las mujeres, quienes además son las que ganan peores salarios, sino además el hecho que el 88% de las mujeres que ha perdido su fuente laboral como consecuencia del COVID-19 no ha vuelto a reinsertarse al mundo del trabajo, es decir solo 2 de cada 10 mujeres que quedaron sin empleo están volviendo a buscar trabajo; esto, por un lado, porque el rubro donde las mujeres se desempeñan no está reactivando con una alta participación, pero además porque las mujeres son las primordialmente encargadas del cuidado de niños, niñas y bebes los cuales están a tiempo completo en los hogares debido al cierre de colegios y salas cunas.

Te podría interesar: Trabajadoras en tiempos de pandemia: explotadas por los empresarios y este gobierno patriarcal y capitalista

El plan de reactivación hará una inversión histórica de 34 mil millones de dólares, lo equivalente al 12% del Producto Interno Bruto del país serán puestos a disposición para un área donde las mujeres históricamente no han tenido participación, de hecho la disminución laboral femenina en la construcción durante los últimos 12 meses fue de 21 mil puestos menos. Algunas encuestas y estudios, como la encuesta CASEN ya anunciaban que la peor parte de esta crisis se descargaría sobre los sectores más precarizados de los trabajadores, los cuales corresponden a la juventud trabajadora y a las mujeres, y son justamente esos rubros donde el desempleo y las suspensiones han golpeado más, sin embargo el gobierno no desarrolla políticas concretas hacia ese sector.

Te puede interesar: Radiografía al salario en Chile: 70% de los trabajadores del sector privado ganan menos de $450 mil líquido

La pandemia solamente vino a profundizar algo que ya existía. Si antes sectores de trabajadoras, aquí en Chile y en el mundo, han estado en primera línea peleando contra la precariedad laboral, la explotación y la violencia de género, hoy frente a la crisis del coronavirus están otra vez en la primera línea de las tareas de la producción y la reproducción. Las cuales se consideran esenciales, pero que el sistema capitalista y patriarcal históricamente las ha ubicado en las últimas de las categorías, para imponer mayor explotación, una enorme brecha y desigualdades. Se desarrolla un gran retroceso en lo que había alcanzado la mujer en términos de ocupación laboral, en 2019 había una ocupación femenina de un 52,5%, y este año se tradujo en una caída al 47,3%. Esto es un retroceso de 10 años en este plano.

La clase trabajadora y sus sectores más precarizados, no podemos seguir cargando los costos de esta crisis económica y sanitaria. Recursos hay, pero para ponerlos en función del beneficio de las grande mayorías, es necesario que los grandes organismos sindicales del movimiento obrero como la CUT dirigida por el Partido Comunista o el gremio altamente feminizado como el del Colegio de Profesores deben salir de la cuarentena a la que entraron antes de la pandemia. Las y los trabajadores junto a los millones de cesantes y la juventud debemos exigir a estos grandes organismos coordinar y discutir un plan de lucha que pelee por conquistar un verdadero Plan de Emergencia que contemple sueldos de emergencia de $500 mi pesos para todos y todas que aún no pueden volver a sus puestos de trabajo o se encuentran despedidos, terminar con el desempleo repartiendo las horas de trabajo para reducir la jornada laboral sin disminución del salario para que todos y todas puedan trabajar, y por igual trabajo igual salario entre hombres, mujeres e inmigrantes.






Temas relacionados

Plan paso a paso   /   Mujer trabajadora   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Crisis económica   /   Mujeres   /   Trabajadoras   /   Desempleo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO