Política Chile

NACIONAL

Indignante: mientras el pueblo trabajador no tiene donde vivir militares pagan $27.000 en arriendo

Mientras el pueblo trabajador no tiene donde vivir o es desalojado de sus terrenos por los militares. El Consejo para la Transparencia (CPLT) emitió esta semana un informe donde indagó sobre el uso de recursos públicos donde quedaron en evidencia, entre otros puntos, los beneficios de vivienda que tienen los funcionarios de las Fuerzas Armadas donde en diversos casos pagan sólo 27 mil pesos por el arriendo de sus casas.

Alejandra Valderrama

Valparaíso, Chile

Miércoles 8 de julio

El informe emanado por el CPLT que esta semana le fue remitido a mencionadas reparticiones de las FF.AA. y de Orden, queda en evidencia el uso y valor de las casas fiscales asignadas, costos de las giras de estudio realizadas, las pensiones de montepío otorgadas y los préstamos financieros que se conceden al personal institucional.

Dentro del Bienestar Social de las Fuerzas Armadas está incorporado el uso de casas fiscales. Para efecto de su examen sobre acceso a la información, el CPLT solicitó información correspondiente al año 2019 al Ejército, Fuerza Aérea y Armada.
Tras ese ejercicio se estableció que, al 2019, había 3.490 funcionarios que gozaban de asignación de casas fiscales. De éstos, según detalla el CPLT, 507 pertenecen al Ejército y 2.983 pertenecen a la Fuerza Aérea. En ambas instituciones, la mayor dotación se encuentra en la zona centro, con un total de 1.904 personas.

No querían dar información

La Armada, en tanto, denegó la entrega de esta información, argumentando que “se trata de antecedentes que tienen el carácter de secreto o reservado por estar directamente relacionados con la dotación, planes de empleo y estándares que operan las Fuerzas Armadas”. Y que “la recopilación de la información implicaría distracción indebida por el elevado número de actos, considerando que parte de la dotación está abocada al estado Excepción Constitucional de Catástrofe”.

Tal como señala la infografía adjunta, el Ejército informó en su respuesta al CPLT que el personal de sus filas beneficiado con el uso de casas fiscales debe pagar mensualmente un 5.5% de su sueldo base.

Así, queda consignado que un general de Ejército con un sueldo base de $822.311 pagaría un monto estimado mensual de $45.227. Según las cifras consignadas en transparencia activa del Ejército, y revisadas por este medio, el sueldo base de un general se reajustó este año a $833.823 que se suma a una asignación total de $3.846.347. Así el sueldo bruto mensual de un general es de $4.680.170.

Así hay oficiales del alto mando que pagan $327.230 por las casas de la Villa El Aguilucho en la Región Metropolitana, y otros pueden obtener casas por un valor mensual de $37.612 en el conjunto Malecura también ubicado en la Región Metropolitana.

Asimismo, hay casos de oficiales en Magallanes y Valparaíso que pagan entre 27 y 30 mil pesos por el arriendo de sus casas.

El informe de transparencia también alerta sobre funcionarios en retiro que hacen uso de casas fiscales, recordando que el artículo N°122 del “Estatuto del Personal de las Fuerzas Armadas”, señala que este beneficio puede ser gozado por quienes tienen calidad de funcionarios.

Indignante uso de recursos fiscales mientras el pueblo trabajador no tiene donde vivir

Esta información es una bofetada para el conjunto de la clase trabajadora que no tiene donde vivir y que a sido reprimida por los militares y carabineros, incluso muchos siendo desalojados de sus terrenos por no contar con la documentación requerida.

Pero mientras las fuerzas armadas realizan estas operaciones para cuidar los intereses del gobierno y el empresariado, gozan de privilegios que ningún trabajador podría apostar a tener.

¡$27.000 pagan una vivienda! Mientras en Chile según índice de acceso a la vivienda, este derecho sería inalcanzable. Entre los años 2015 y 2017 aumentaron en 13% los requerimientos habitacionales en el país y creció un 35% las familias que se encuentran viviendo de allegadas.

En Chile, el PIR promedio es de 7,6 (una familia debe destinar íntegramente su salario por 7,6 años para el pago de una vivienda), equivalente a un crédito hipotecario de más de 45 años, tomando en cuenta que el dividendo no debería sobrepasar el 25% del ingreso familiar mensual, considerado severamente no alcanzable.

Según el último estudio de Fundación Sol "Los verdaderos salarios de Chile 2018", el 50 % de los trabajadores chilenos gana menos de $400.000 y prácticamente 7 de cada 10 trabajadores menos de $550.000 líquidos, esto quiere decir que la mayoría de las familias trabajadoras optan por un arriendo y actualmente el porcentaje de propietarios ha caído a niveles menores que los observados en la década de los ‘80 y han aumentado los inversionistas. Y entre los años 2015 y 2017 aumentaron en 13% los requerimientos habitacionales en el país y creció un 35% las familias que se encuentran viviendo de allegadas y, solo en 2017, más de 40 mil familias vivían en campamentos a lo largo del país, según los datos de la Cámara de Construcción y Comercio.

Es urgente terminar con los privilegios de las FFAA y asegurar pan, salud y trabajo para el pueblo trabajador ¡Que la crisis no la paguen los trabajadores!

Estas cifras indignantes contrastan con los privilegios de las FFAA y carabineros. Es urgente terminar con todos estos privilegios y disolver carabineros de Chile, institución responsable de decenas de asesinados, torturados y detenidos durante los últimos meses. La única función de los militares es proteger la propiedad privada de los capitalistas y reprimir al pueblo trabajador como se ha visto en las últimas manifestaciones en Antofagasta, Santiago y Valparaíso.

Es urgente levantar un programa de emergencia desde la clase trabajadora para asegurar pan, salud y trabajo, para que esta crisis la paguen los grandes empresarios y no el pueblo trabajador.






Temas relacionados

Hambre   /   Política Chile   /   Militares   /   Fuerzas Armadas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO