Internacional

IGLESIA EN CRISIS

Iglesia Católica deberá pagar 27,5 millones de dólares por abusos sexuales en EEUU

La Iglesia Católica deberá pagar 27,5 millones de dólares por una serie de abusos sexuales en Estados Unidos, en este caso por el delito perpetrado por un profesor de religión entre el 2003 y 2009 a cuatro menores de edad.

Jueves 20 de septiembre de 2018

Sigue la crisis de la Iglesia Católica tras haber estallado los múltiples casos de abuso sexual por curas abusadores a nivel internacional, es que la diócesis de Brooklyn, distrito del área de Nueva York en Estados Unidos, deberá pagar una millonaria cifra a cuatro menores víctimas de abusos por parte de un profesor de religión entre 2003 y 2009.

Tras llegar a un acuerdo entre ambas partes, se determinó que la institución clerical deberá pagar 27,5 millones de dólares a las víctimas. Esta suma se dividirá entre los cuatro afectados y supone "la más alta compensación individual" jamás otorgada por la Iglesia Católica en los casos abiertos por delitos de abuso sexual, así afirmó Ben Rubinowitz, uno de los abogados de las víctimas a la agencia de noticia AFP.

La institución evitó referirse ante esta situación, guardando nuevamente silencio tras los años de encubrimiento a curas abusadores o, en este caso, al profesor de religión, catalogando estas prácticas como pecados y no como delitos sexuales, como ha sucedido en Chile. Por otra parte, el abogado agregó “Estamos felices de ver a la Iglesia finalmente ante la justicia”.

Tras varios años la demanda civil, presentada en el 2012 fue concluída, después que el profesor de religión Angelo Serrano fuera detenido el 2009, por una situación similar de delito por conductas de abuso sexual a un menor de edad, del cual se declaró culpable en el 2011. Actualmente, el profesor tiene 67 años y se encuentra cumpliendo condena de 15 años en prisión.

La diócesis se comprometió a pagar la indemnización tras “haber tratado durante largo tiempo de mantener distancia de Serrano” que cumplió funciones para la Iglesia, en una pequeña parroquia ubicada en St Lucy-St Patrick. "Según los testimonios se demostró que estuvo involucrado en la actividad de la institución oscurantista", se refirió el abogado.

"Tuvo su oficina, habló desde el púlpito de la Iglesia y ayudó con muchas actividades de la parroquia", explicaron los abogados de las víctimas.

Este caso ha sido uno de los estallidos dentro de los múltiples casos de abuso sexual por parte de curas de la Iglesia Católica hacía menores de edad. Puesto que la institución clerical debe otorgar esta compensación monetaria a las víctimas ya no por “pecados” sino por delitos juzgados por la justicia.

El cuestionamiento y la crisis profunda siguen creciendo en la institución, ya que ha quedado descubierta la doble moral que sostiene, encubriendo a sacerdotes abusadores y curas violadores de menores de edad. Y, por otra parte, entrometiéndose directamente en decisiones estatales, declarándose enemigos de derechos fundamentales de las mujeres y la diversidad sexual. Por esto la necesidad de la separación de la Iglesia y el Estado se hace más latente.






Temas relacionados

Iglesia Católica   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO