Mundo Obrero Chile

DENUNCIA ANÓNIMA

Coronavirus, vacunas y contratos: Honorarios una injusticia antigua

El proceso de vacunación ha mostrado y reflejado la injusticia del sistema de salud incluso para sus propios trabajadores, los cuales son divididos en dos grupos: primera y segunda categoría.

Agrupación "Abran Paso"

Agrupación de trabajadoras y trabajadores de la salud

Domingo 24 de enero

La pandemia ha dejado al descubierto la crisis de la salud en Chile que se empezó a gestar desde un modelo de mercado heredado de la dictadura, no sólo las divisiones de salud estatal y municipal que significan diferencias presupuestarias, o la fuga de recursos desde publico a privado - una salud para ricos y pobres-, sino una serie de injusticias que se generan desde un modelo socioeconómico que no ve la salud como derecho sino como bien de consumo, y que lamentablemente hoy pone en juego la salud y dignidad de quienes trabajamos ahí, así como quienes acuden a atenderse.

En el marco de la pandemia se hizo más evidente y latente el problema de la inestabilidad laboral, la subcontratación y otras formas de contrato - que en teoría no deberían existir para los funcionarios públicos - la pregunta es ¿podemos seguir así? Se ha vuelto como una verdad, es innegable que al iniciar funciones no se partirá con un contrato indefinido o de largo plazo, pero la verdad finalmente es que existen trabajadores de primera y segunda categoría, y lo que diga un papel no debería pasar a llevar a la primera línea contra la pandemia.

El cansancio, los problemas de salud mental, la sobrecarga laboral, se han acumulado a lo largo de meses, y en un escenario que parece desolador se dio a conocer la finalización de las fases de estudio de las vacunas contra el SARS-CoV-2 que podrían cambiar el panorama. Chile anunció rápidamente la adquisición de decenas de miles de vacunas para la inmunización del personal sanitario y la población en general. Pero en realidad, el 80% de la inmunización se alcanzará apenas en julio, con un mecanismo de fases que prioriza a ciertos sectores de la sociedad.

Los trabajadores honorarios o reemplazos se les ha negado el derecho de optar a los mismos beneficios de un indefinido, como por ejemplo no cuentan con semana de resguardo, no pueden optar a teletrabajo, si no asisten no se les paga, si se pide día administrativo éste es negado y han priorizado la entrega de vacaciones sólo a indefinidos. Sin bastar esas injusticias, hoy lo que motiva a escribir, es que en un gremio donde debe primar la vocación de mejorar la calidad de vida de las personas, sean los mismos funcionarios de la salud que discriminen entre "Indefinido o boleta" para poder otorgar una vacuna, aquella que nos ofrece una cierta seguridad para poder enfrentar la pandemia.

Siendo la primera línea en salud y sin más diferencias que un contrato, algunos profesionales se han visto vulnerados, agrego además que el stock de vacunas no era lo suficiente para alcanzar a todo el personal de salud, de esta forma el criterio para restar profesionales de las listas para la vacuna, fue si eran indefinidos o boleta.

Lamentablemente estamos en una rencilla contra el virus y con las malas decisiones de un gobierno, que desde el primer momento no ha sido capaz de otorgar dignidad, estabilidad y garantías a las personas que enfrentamos día a día esta pandemia. Sin siquiera hablar del daño psicológico al que nos hemos sometido, sólo motivados por la vocación y muchas veces sin los recursos básicos para entregar calidad a nuestros usuarios, hoy no hay camas en hospitales y de los profesionales del área de la salud nadie realmente se preocupa. Cansados de un gobierno agonizante que ha sido salvado por la oposición, que no ve más allá de sus intereses y que si bien pronto terminará su periodo, esto simplemente no basta, por eso debemos exigir respuestas y organizarnos como una nueva alternativa ante tanta injusticia.






Temas relacionados

Vacunas contra el Covid-19   /   Covid-19   /   Pandemia   /   Trabajadores Honorarios   /   Mundo Obrero Chile   /   Crisis de la salud pública   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO