TRIBUNA ABIERTA

A 13 años del accidente de aviación ocasionado por carabineros en Peñalolén

El 27 de febrero del 2008 una avioneta Cessna de Carabineros se precipitó sobre una multicancha en Peñalolén, provocando 13 muertos, 21 heridos de diversa gravedad y un sinfín de personas con daños sicológicos. Aún nos encontramos exigiendo justicia.

Viernes 9 de octubre | 17:30

A las 09:46 hs del 27 de febrero de 2008, el avión Cessna 210 CC-KKU de Carabineros, piloteado por el oficial Luciano Castro Adasme,siendo un vuelo de instrucción con pasajeros dos minutos después de haber iniciado el despegue se precipitó sobre un grupo de mujeres y niños que se encontraban realizando gimnasia en una multicancha en Peñalolén, provocando la mayor tragedia aérea de los últimos 30 años.

Tanto en la resolución de la demanda penal como civil, el Tribunal estableció la responsabilidad de los agentes del Estado en la caída de la aeronave que provocó la muerte y lesiones de 21 personas que se encontraban dentro de un recinto municipal.

En la sentencia se afirma la existencia de una falla mecánica, sumado a un manejo insuficiente por parte de la tripulación para evitar la caída del aeronave, aquí queremos poner énfasis ya que en su momento la prensa hegemónica hablaba de la pericia del piloto, y como tal vez su maniobra se debía a un acto voluntario de dejar caer la aeronave en un lugar menos poblado para evitar un mal mayor.

El piloto al momento de virar para volver a pista pierde el control de la aeronave. Todo esto para desviar que aquí falló la seguridad pública, cómo así también lo considera el fallo del Juzgado Civil. El Estado debe velar por la seguridad de sus ciudadanos, por eso resulta más grave aún, si nos ponemos a pensar que las víctimas se encontraban en un recinto deportivo municipal realizando gimnasia para mejorar su calidad de vida.

Pero el Estado en vez de asumir su responsabilidad con sus ciudadanos se ha encargado por medio de los fiscales de entorpecer la resolución de la demanda. Entonces ¿cómo influye la desigualdad social en el Estado de Derecho? le pongo un ejemplo. El 29 de mayo del 2008 muere el General de Carabineros José Bernales en una supuesta visita oficial en Panamá en un accidente de helicóptero y digo supuesta porque aún existen dudas de que no habría estado en una gira oficial como se dijo en se entonces, sino en un viaje privado de placer junto a sus esposa y funcionarios cercanos. La prensa chilena lamentaba su muerte, se hablaba del subsecretario del interior como lloraba al conocer la noticia y la presidenta Michelle Bachelet planificando su viaje presurosa a Panamá.

Esperamos que el Estado trate a las personas con imparcialidad, pero a diferencia del General Bernales, para nosotros, las víctimas no hubo reunión con los presidentes, hemos pasado por los dos gobiernos de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, nos tocó dañadas como estábamos conseguir reunión con el intendente, coordinar la atención sicológica de las víctimas, guiar a nuestras propias compañeras en el proceso de atención en el consultorio mientras solicitábamos que nos cambiaran a la asistente social porque alguien debía ayudarnos a hacer la pega que no nos correspondía, por citar algunas de las diligencias. Para que en 13 años quedemos relegados a una misa católica conmemorativa una vez al año, sin ni siquiera tener la consideración de preguntar cuáles son nuestros credos.

El Estado no sólo tiene la obligación de tratarnos con igualdad ante la ley, sino que debe garantizarnos justicia, en estos 13 años, personas del grupo se han muerto, otras enfermado, siendo la justicia incompatibles para ellos con su nueva realidad.
Cómo no pensar que hay condiciones externas, sociales, económicas, políticas, que no nos favorecen para llegar a un acuerdo con el Estado, dentro del sistema jurídico. A 13 años, para nosotros no llega la justicia porque el mismo Estado lo impide, esta es la paradoja en la que nos vemos enfrentados.

Ayúdenos a que no nos olviden, a obtener la tan ansiada justicia, a sentirnos acompañadas y contenidas porque hemos tenido que aprender a vivir sin los nuestros a causa del accidente aéreo perpetrado por Carabineros, con el sonido de las avionetas sobre nuestras cabezas, que pese a que están prohibidos los vuelos de instrucción, estos se siguen realizando, arrojando una nueva víctima el año 2019, que las marcas del cuerpo de nuestras compañeras es el recordatorio constante de este 27 de febrero que vino a cambiar nuestras vidas. Por los que hoy no están, porque sus familias merecen justicia. A pesar de estar cansados no bajaremos los brazos, pero acompáñenos, porque para el Estado Chileno no existimos, porque necesitamos no ser olvidados.

Demandamos justicia por cada una de nuestras compañeras.

Víctimas de accidente de aviación






Temas relacionados

Carabineros de Chile   /   Derechos Humanos   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO